Después de varios años de servicio a la formación, como socio del Noviciado o vice-maestro, el Pbro. Manuel Pérez Simón, ya no regresa a la vice-provincia de Caracas sino a la Provincia de Madrid de donde es originario.

El “padre Simón” como lo llamamos popularmente, marcó una huella en la Provincia por su cultura, jovialidad, sentido positivo y comunitario, espiritualidad redentorista.

Los Redentoristas de Colombia le agradecemos su estadía y le deseamos un resto de vida en fidelidad y servicio a la Congregación y a la Iglesia. Deja muy abiertas las puertas de la Provincia para cuando nos quiera visitar.

Simón nos deja una carta que queremos compartir a continuación:

CON AFECTO Y GRATITUD

    Apreciado cohermanos colombianos habiendo celebrado las misas de aguinaldo en honor a Niño Dios quiero enviarle mis mejores deseos de paz y felicidad desde este noviciado de Piedecuesta para estos días navideños. Que Niño Dios los llene de sus bendiciones para que puedan disfrutar del gozo de la Navidad y de la Vocación a la que han sido llamados.

    Muchos de ustedes han hecho aquí su noviciado y aquí han hecho su profesión religiosa. Esta casa tiene para ustedes profundas resonancias por muchos motivos lo mismo que para mí después de cuatro años en ella. Aquí me sentí íntimamente unido a esta Provincia y a lo que representa para la URNALC.

     Al terminar aquí mi estancia quiero agradecer todos su atención y acogida fraterna que tenido conmigo en los diverso momentos con los que me he encontrado con muchos de ustedes. Pido al Niño Dios sus bendiciones no sólo para estas navidades sino para toda la vida que Él les quiera conceder; bendiciones que pio al Señor de los Milagros Y a nuestra Madre del Perpetuo Socorro de quien ustedes son grandísimos propagadores de su devoción allí donde están y van,  que Ellos les acompañen en toda su obra apostólica.  

     Les reitero mi gratitud y mi deseo de paz y gozo especialmente en estos día tan entrañables para todo buen cristiano y por tanto para todo buen hijo de San Alfonso.

     Con un fuerte abrazo de gratitud: FELIZ NAVIDAD

           Simón