Hoy, 19 de septiembre de 2018, hacia las 7 de la mañana, dejó su peregrinación terrena la Señorita Teresita Álvarez, oblata redentorista. Casi podríamos hablar de “dormición” pues después que tomó unas medicinas se quedó tranquila en el sueño que la iba a llevar a la eternidad al “Abrazo del Padre”.

Teresita nació en Aguadas, Caldas. Vivió 98 años. Hija de Pedro Luis Álvarez, quien murió relativamente joven, y Alejandrina Ocampo quien murió en Bogotá. Nuestra oblata fundó el grupo de oración: “Grupo de las vocaciones sacerdotales redentoristas” después de la muerte de su señora madre, Alejandrina; espontáneamente empezó a invitar a varias personas que acudieron a su llamado. El grupo continúa y cumplió 47 años de servicio a la Iglesia y a la Congregación.

Teresita tuvo 9 hermanos, entre ellos dos consagradas al Señor. Vivió en Bogotá casi 60 años. Se distinguió por ser una persona de un gran amor a la familia. Siempre tuvo la idea de que “enterraría” a sus ocho hermanos”. Al día de hoy quedan cuatro vivos. Mujer de oración, de Eucaristía diaria, alegre, reía con gusto y disfrutaba de las bromas que le hacían.

Los redentoristas quedamos con una gran deuda con Teresita pues toda la vida oró por las vocaciones y por los ministros ordenados de la Iglesia. Paz en su tumba. El afecto de quienes mucho la quisimos. Ella interceda por nosotros.

(Estos datos fueron suministrados por Mery Arias, lider del grupo de oración y quien fue de Teresita prácticamente como su hija)