El hermano Darío Trujillo Escalante lleva 20 días en el hospital. Ha tenido una complicación en el hígado, pulmones y vesícula; lo han estado drenando. Su recuperación estaba muy definida hasta que le apareció un episodio de fiebre que lo conminó a continuar hospitalizado. Aunque la salud del hermano está mejor, pedimos oraciones por su recuperación pues el trabajo de la Basílica es arduo y el hermano Darío ha prestado un servicio maravilloso. Desde aquí le enviamos un saludo fraterno y todo nuestro afecto.