El pasado quince de marzo, fiesta de San Clemente y día del laico, en el Noviciado se hizo la ceremonia de “toma de hábito” de los Novicios 2018. Es una ceremonia sencilla con participación de las religiosas de los alrededores, de ahora en adelante consideradas “madrinas”, ellas entregaron el alba litúrgica que seguirán usando para las celebraciones solemnes.

La Eucaristía estuvo presidida por el Superior Provincial, acompañaron obviamente el Maestro de Novicios y algunos cohermanos de las casas vecinas.

Felicitamos a estos jóvenes por este paso que va mostrando la procesualidad en la formación. (Fotos: César Augusto Ballesteros Maya)