Día: 24 julio 2020

NOVENA A SAN ALFONSO: DÍA 2

NOVENA A SAN ALFONSO: DÍA 2

publicado julio 24, 2020

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

  1. ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

Señor Jesús, que a ejemplo de San Alfonso nos has enviado a proclamar la alegría de tu Evangelio y has prometido permanecer siempre con nosotros. Mira a tu Iglesia y derrama los dones de tu abundante redención, para que podamos ofrecer un servicio más auténtico en la misión.

Quédate con nosotros, Señor, para que te amemos en el misterio de tu encarnación en el pesebre, en tu caridad en la Eucaristía, en el sacrificio redentor de tu cruz y en la experiencia pascual de tu resurrección. Al igual que San Alfonso queremos ser sal y luz, para dar una respuesta de amor a las esperanzas del mundo herido.

San Alfonso amigo de los pobres, que tu testimonio nos estimule al ritmo del Evangelio de Cristo como Iglesia que sale a las periferias geográficas, sociales y existenciales. Madre del Perpetuo Socorro, concédenos amar a Dios siempre en nuestros hermanos, para que avancemos en el camino de la verdad y de la justicia. Amén.

2. REFLEXIÓN

Del Evangelio según San Juan (Jn 6, 51 – 52)

Dijo Jesús: “Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo. Quien coma de este pan, vivirá eternamente, y el pan que Yo daré es mi misma carne para la vida del mundo

Palabra del Señor

 

San Alfonso y la Eucaristía

San Alfonso usa un lenguaje ardiente y apasionado, porque está convencido de que la eucaristía es el momento del amor real entre Dios y quien participa en ella, fruto de esta experiencia está la comunión espiritual que en estos días de pandemia hemos realizado. Por el don de sí mismo que Dios nos hace en la eucaristía entramos en total comunión corporal con Él, a través de nuestra comunión en el cuerpo de Cristo, ‘nuestro dulcísimo Salvador’. La eucaristía es como el beso diario que Dios nos envía en forma de sacramento. En la fuerza de este abrazo se nos da sacramentalmente la completa y amorosa comunión con él y con toda la humanidad, especialmente con los más explota-dos, los pobres, los excluidos y los más abandonados. La entrega es encarnada y personal.

A Alfonso le encanta recomendar frecuentes visitas al Santísimo Sacramento. Las ve como la prolongación del momento de amor real que ocurre entre Dios y quien participa en la eucaristía. La recomendación de visitas frecuentes al Santísimo es una preocupación en sus obras ascéticas; fue también un tema central en la predicación reden-torista durante muchas generaciones y también un rasgo importante de la espiritualidad redentorista. Abogando por las visitas frecuentes, Alfonso usa a menudo el lenguaje de su época que habla de Jesús escondido bajo los velos sacramentales, encerrado en el sagrario como un prisionero, todo para enfatizar al máximo el sentido de su disponibilidad por nuestro bien: (“Amadísimo Jesús mío, escondido bajo los velos del sacramento, es por mi amor que permaneces noche y día encerrado en el sagrario”: Visitas, 6). En estilo similar Alfonso ha construido diálogos de oración que han ayudado a mucha gente. Sin embargo, esta ‘teología del sagrario’ no puede oscurecer, como fácilmente podría hacerlo, el significado primario de la eucaristía. El signo del pan no es incidental; más bien es el signo que apunta a la verdad central: pan y vino son alimento y bebida, medio con el cual nos comunicamos, nos reunimos, nos hacemos más humanos. En la eucaristía se ahonda en este significado.  Cuando nosotros comemos el pan eucarístico y bebemos la copa bendita, el verdadero pan que ha bajado del cielo se hace presente en medio de nosotros anunciando que nos pertenecemos unos a otros, que nos comunicamos entre nosotros y nos hacemos más humanos juntos, por cuanto nos comunicamos corporalmente con Él en su vida resucitada.

3. GOZOS.

DE ALFONSO LAS VIRTUDES Y GLORIAS CELEBREMOS Y HUMILDES INVOQUEMOS SU CELESTIAL PODER.

Lumbrera de la Iglesia,

derramas luz de ciencia,

ilustras la conciencia de justo y pecador.

DE ALFONSO LAS VIRTUDES…

 

Jesús en el pesebre,

Jesús en el calvario,

Jesús en el sagrario

fue tu dulce pensar

DE ALFONSO LAS VIRTUDES…

Por la celeste Reina,

tu corazón ardía;

tu pluma docta y pía

sus glorias ensalzó.

DE ALFONSO LAS VIRTUDES…

 4.ORACIÓN FINAL

 

Glorioso San Alfonso que amaste a Dios, a María Santísima y al prójimo, e impulsado por este sentimiento anunciaste la abundante redención en tus escritos, misiones y trabajos, enciende en nuestra comunidad la gracia de amar y seguir tus pasos en el anuncio de la Buena Nueva que transforma nuestra sociedad.

Tú que, movido por el Espíritu Santo, no dudaste en proclamar el Evangelio del Señor, te pedimos que intercedas por nosotros, a fin de vivir solidariamente nuestras dificultades y confiar más intensamente en la misericordia del Padre y en su voluntad para con nosotros. Amén.

NOVENA A SAN ALFONSO: DÍA 1

NOVENA A SAN ALFONSO: DÍA 1

publicado julio 24, 2020

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

  1. ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

Señor Jesús, que a ejemplo de San Alfonso nos has enviado a proclamar la alegría de tu Evangelio y has prometido permanecer siempre con nosotros. Mira a tu Iglesia y derrama los dones de tu abundante redención, para que podamos ofrecer un servicio más auténtico en la misión.

Quédate con nosotros, Señor, para que te amemos en el misterio de tu encarnación en el pesebre, en tu caridad en la Eucaristía, en el sacrificio redentor de tu cruz y en la experiencia pascual de tu resurrección. Al igual que San Alfonso queremos ser sal y luz, para dar una respuesta de amor a las esperanzas del mundo herido.

San Alfonso amigo de los pobres, que tu testimonio nos estimule al ritmo del Evangelio de Cristo como Iglesia que sale a las periferias geográficas, sociales y existenciales. Madre del Perpetuo Socorro, concédenos amar a Dios siempre en nuestros hermanos, para que avancemos en el camino de la verdad y de la justicia. Amén.

2. REFLEXIÓN

Del Evangelio según San Lucas (Lc 4, 14-19)

Impulsado por el Espíritu, Jesús volvió a Galilea, y su fama se extendió por toda la región. Enseñaba en sus sinagogas, y era respetado por todos.

  Fue a Nazaret, donde se había criado, y según su costumbre entró un sábado en la sinagoga y se puso en pie para hacer la lectura. Le entregaron el libro del profeta Isaías. Lo abrió y encontró el texto que dice:

“El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado por la unción. Él me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor”

 Palabra del Señor

San Alfonso misionero de los pobres

Los pobres marcaron la vida de San Alfonso y su experiencia misionera es el fruto de este encuentro, San Alfonso identificó en los pobres la imagen del Cristo sufriente, pero también del enamorado por la humanidad, los más humildes, recuerda a Alfonso de las bienaventuranzas y reafirma su llamada. La opción por los pobres es radical en la medida de que el redentorista imite a Cristo, quien también se hizo uno más.

El 9 de noviembre 1732 san Alfonso fundó la Congregación del Santísimo Redentor, cuyo objetivo es seguir el ejemplo de Jesucristo y proclamar el Evangelio a los pobres. Desde entonces se dedicó totalmente a su misión y puso todas sus capacidades al servicio de este objetivo. Tras descubrir a quiénes estaba llamado a servir, Alfonso entendió que todos sus esfuerzos y talentos deberían estar subordinados a un objetivo: los pobres y abandonados espiritualmente. Como músico y escritor, compuso unas sencillas meditaciones y canciones populares; como misionero, creó la idea de “vita devota” para continuar los efectos de misión; siendo teólogo moralista enseñaba a los confesores que fueran para los abandonados como siervos de la misericordia y no de la justicia; como predicador, introdujo un simple estilo de predicación y animación misionera; cuando fue obispo, alimentaba a los hambrientos durante los tiempos de carestía. Toda su actividad tenía un objetivo: llevar el Evangelio a los más pobres y abandonados espiritualmente.

Sin embargo, no debemos enmarcar la figura de Alfonso como un clérigo populista, es mejor inclinarse por alguien que se hizo pobre para anunciar el evangelio entre los pobres, que siguiendo el estilo de vida de Jesús, de misionero itinerante, que se sentaba y compartía con los excluidos.

 Pero no solo se evangeliza a los pobres, también ellos evangelizan al misionero, que encuentra en ellos la imagen viva del evangelio, y eso fue lo que San Alfonso encontró. Alfonso vio, juzgó y actuó siempre llevó la antorcha de la Buena Nueva, que sigue ardiendo en la Congregación Redentorista y en la Iglesia.

 

3. GOZOS.

De Alfonso las virtudes y glorias celebremos

y humildes invoquemos su celestial poder.

Lumbrera de la Iglesia,

derramas luz de ciencia,

ilustras la conciencia de justo y pecador.

DE ALFONSO LAS VIRTUDES…

 

Jesús en el pesebre,

Jesús en el calvario,

Jesús en el sagrario

fue tu dulce pensar

DE ALFONSO LAS VIRTUDES…

Por la celeste Reina,

tu corazón ardía;

tu pluma docta y pía

sus glorias ensalzó.

DE ALFONSO LAS VIRTUDES…

 4.ORACIÓN FINAL

 Glorioso San Alfonso que amaste a Dios, a María Santísima y al prójimo, e impulsado por este sentimiento anunciaste la abundante redención en tus escritos, misiones y trabajos, enciende en nuestra comunidad la gracia de amar y seguir tus pasos en el anuncio de la Buena Nueva que transforma nuestra sociedad.

Tú que, movido por el Espíritu Santo, no dudaste en proclamar el Evangelio del Señor, te pedimos que intercedas por nosotros, a fin de vivir solidariamente nuestras dificultades y confiar más intensamente en la misericordia del Padre y en su voluntad para con nosotros. Amén.