Noticias

NOVENA A SAN ALFONSO: DÍA 5

NOVENA A SAN ALFONSO: DÍA 5

By Redentoristas Colombia in Sin categoría publicado julio 27, 2020

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

1. ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

Señor Jesús, que a ejemplo de San Alfonso nos has enviado a proclamar la alegría de tu Evangelio y has prometido permanecer siempre con nosotros. Mira a tu Iglesia y derrama los dones de tu abundante redención, para que podamos ofrecer un servicio más auténtico en la misión.

Quédate con nosotros, Señor, para que te amemos en el misterio de tu encarnación en el pesebre, en tu caridad en la Eucaristía, en el sacrificio redentor de tu cruz y en la experiencia pascual de tu resurrección. Al igual que San Alfonso queremos ser sal y luz, para dar una respuesta de amor a las esperanzas del mundo herido.

San Alfonso amigo de los pobres, que tu testimonio nos estimule al ritmo del Evangelio de Cristo como Iglesia que sale a las periferias geográficas, sociales y existenciales. Madre del Perpetuo Socorro, concédenos amar a Dios siempre en nuestros hermanos, para que avancemos en el camino de la verdad y de la justicia. Amén.

2. REFLEXIÓN

Del Evangelio según San Juan (Jn 19, 25 – 27)

Cerca de la cruz de Jesús estaba su madre, con María, la hermana de su madre, esposa de Cleofás, y María de Magdala. Jesús, al ver a la Madre y junto a ella al discípulo que más quería, dijo a la Madre: «Mujer, ahí tienes a tu hijo». Después dijo al discípulo: «Ahí tienes a tu madre». Y desde aquel momento el discípulo la recibió en su casa.

Palabra del Señor

 

San Alfonso y la Virgen María

San Alfonso María de Liguori, fundador de los misioneros Redentoristas, tenía una gran devoción y cariño a la Virgen María. Fruto de ello es su libro Las Glorias de María, en el que explica la oración de la Salve y su relación con la vida humana. San Alfonso anexa a su obra Visitas al Santísimo las “Visitas a la Virgen María”, para darle énfasis cristológico a la devoción mariana.

Alfonso se refiere a María como ‘Madre’. Esta es la palabra que usa siempre que la nombra. Sabía muy bien que cuando Jesús desde la cruz confió a María al discípulo amado, estaba, ante todo, confiando el discípulo a su Madre. Alfonso comprendió que Jesucristo estaba enviando a María con una misión: la de ser madre de todos los creyentes. María es misionera. Y es su cuidado maternal lo que proporciona el marco para toda devoción mariana.

Asimismo, Alfonso llama a María “Madre de misericordia y esperanza”, convencido de que la Redención de Dios es abundante, para todos. Y que la misericordia de Dios no tiene límites. María es, por eso, para nosotros una señal de esta esperanza. (Tomado de: BREHL, Michael, “San Alfonso y María, Madre De Dios”).

3. GOZOS.

DE ALFONSO LAS VIRTUDES Y GLORIAS CELEBREMOS Y HUMILDES INVOQUEMOS SU CELESTIAL PODER.

Lumbrera de la Iglesia,

derramas luz de ciencia,

ilustras la conciencia de justo y pecador.

DE ALFONSO LAS VIRTUDES…

 

Jesús en el pesebre,

Jesús en el calvario,

Jesús en el sagrario

fue tu dulce pensar

DE ALFONSO LAS VIRTUDES…

Por la celeste Reina,

tu corazón ardía;

tu pluma docta y pía

sus glorias ensalzó.

DE ALFONSO LAS VIRTUDES…

 4. ORACIÓN FINAL

 Glorioso San Alfonso que amaste a Dios, a María Santísima y al prójimo, e impulsado por este sentimiento anunciaste la abundante redención en tus escritos, misiones y trabajos, enciende en nuestra comunidad la gracia de amar y seguir tus pasos en el anuncio de la Buena Nueva que transforma nuestra sociedad.

Tú que, movido por el Espíritu Santo, no dudaste en proclamar el Evangelio del Señor, te pedimos que intercedas por nosotros, a fin de vivir solidariamente nuestras dificultades y confiar más intensamente en la misericordia del Padre y en su voluntad para con nosotros. Amén.