Autor: Redentoristas Colombia

NOVENA A SAN ALFONSO: DÍA 8

NOVENA A SAN ALFONSO: DÍA 8

publicado julio 30, 2020

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

1. ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

Señor Jesús, que a ejemplo de San Alfonso nos has enviado a proclamar la alegría de tu Evangelio y has prometido permanecer siempre con nosotros. Mira a tu Iglesia y derrama los dones de tu abundante redención, para que podamos ofrecer un servicio más auténtico en la misión.

Quédate con nosotros, Señor, para que te amemos en el misterio de tu encarnación en el pesebre, en tu caridad en la Eucaristía, en el sacrificio redentor de tu cruz y en la experiencia pascual de tu resurrección. Al igual que San Alfonso queremos ser sal y luz, para dar una respuesta de amor a las esperanzas del mundo herido.

San Alfonso amigo de los pobres, que tu testimonio nos estimule al ritmo del Evangelio de Cristo como Iglesia que sale a las periferias geográficas, sociales y existenciales. Madre del Perpetuo Socorro, concédenos amar a Dios siempre en nuestros hermanos, para que avancemos en el camino de la verdad y de la justicia. Amén.

2. REFLEXIÓN

Del Evangelio según San Mateo (Mt 6, 19 – 23)

Jesús dijo a sus discípulos:

No acumulen tesoros en la tierra, donde la polilla y la herrumbre los consumen, y los ladrones perforan las paredes y los roban. Acumulen, en cambio, tesoros en el cielo, donde no hay polilla ni herrumbre que los consuma, ni ladrones que perforen y roben. Allí donde esté tu tesoro, estará también tu corazón.

La lámpara del cuerpo es el ojo. Si tu ojo está sano, todo tu cuerpo estará iluminado. Pero si tu ojo está enfermo, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Si la luz que hay en ti se oscurece, ¡cuánta oscuridad habrá!

Palabra del Señor

 

San Alfonso y la formación de la conciencia

Alfonso no es solo el autor de la “Teología Moral”, también es el abogado de la conciencia, el defensor de los pobres; el proceso que tuvo que pasar para construir su obra, comienza desde el estudio de las leyes cuando era abogado, posteriormente la formación en el Seminario. Pero el contacto con los pobres y marginados de la sociedad de la época, fue creando poco a poco en el pensamiento Alfonsino lo motivó a una reflexión teológica conforme a los signos de su período, el diseñar un sistema moral, que no cayera en los errores de la época: el relajado y soñoliento laxismo; el rígido y estricto Jansenismo.

El temor de los pobres a acercarse al sacramento de la Reconciliación fue uno de los motivos, que ayudó a este santo a emprender la tarea de consolidar bases para la buena práctica de la confesión y la conciencia, advirtiendo que el rigorismo expuesto en el Jansenismo, era exigente y no motivaba la conversión sino la condenación de los seres humanos. Uno de sus grandes aportes, es la propuesta del equiprobabilismo, que según algunos teólogos, es el justo medio entre el probabilismo y las propuestas laxas.

Alfonso fue un genio en su tiempo, el pedagogo de la misericordia, enseñó a colegas y superiores, a intelectuales y místicos; la comprensión más clara de los hechos y palabras de Jesús de Nazaret, quien señala a Dios como “Abba”, es decir padre y no como un juez implacable y severo como lo pintaban los rigoristas. La Teología Moral es fruto de años de estudio, de más de diez horas diarias; especialmente su experiencia pastoral entre los marginados de los campos del reino de Nápoles.

3. GOZOS.

DE ALFONSO LAS VIRTUDES Y GLORIAS CELEBREMOS Y HUMILDES INVOQUEMOS SU CELESTIAL PODER.

Lumbrera de la Iglesia,

derramas luz de ciencia,

ilustras la conciencia de justo y pecador.

DE ALFONSO LAS VIRTUDES…

 

Jesús en el pesebre,

Jesús en el calvario,

Jesús en el sagrario

fue tu dulce pensar

DE ALFONSO LAS VIRTUDES…

Por la celeste Reina,

tu corazón ardía;

tu pluma docta y pía

sus glorias ensalzó.

DE ALFONSO LAS VIRTUDES…

 

4.ORACIÓN FINAL

 Glorioso San Alfonso que amaste a Dios, a María Santísima y al prójimo, e impulsado por este sentimiento anunciaste la abundante redención en tus escritos, misiones y trabajos, enciende en nuestra comunidad la gracia de amar y seguir tus pasos en el anuncio de la Buena Nueva que transforma nuestra sociedad.

Tú que, movido por el Espíritu Santo, no dudaste en proclamar el Evangelio del Señor, te pedimos que intercedas por nosotros, a fin de vivir solidariamente nuestras dificultades y confiar más intensamente en la misericordia del Padre y en su voluntad para con nosotros. Amén.

NOVENA A SAN ALFONSO: DÍA 7

NOVENA A SAN ALFONSO: DÍA 7

publicado julio 29, 2020

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

  1. ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

Señor Jesús, que a ejemplo de San Alfonso nos has enviado a proclamar la alegría de tu Evangelio y has prometido permanecer siempre con nosotros. Mira a tu Iglesia y derrama los dones de tu abundante redención, para que podamos ofrecer un servicio más auténtico en la misión.

Quédate con nosotros, Señor, para que te amemos en el misterio de tu encarnación en el pesebre, en tu caridad en la Eucaristía, en el sacrificio redentor de tu cruz y en la experiencia pascual de tu resurrección. Al igual que San Alfonso queremos ser sal y luz, para dar una respuesta de amor a las esperanzas del mundo herido.

San Alfonso amigo de los pobres, que tu testimonio nos estimule al ritmo del Evangelio de Cristo como Iglesia que sale a las periferias geográficas, sociales y existenciales. Madre del Perpetuo Socorro, concédenos amar a Dios siempre en nuestros hermanos, para que avancemos en el camino de la verdad y de la justicia. Amén.

2. REFLEXIÓN

Del Evangelio según San Marcos (Mt 10, 17 – 22)

Cuando se puso en camino, llegó uno corriendo, se arrodilló ante él y le preguntó:

   —Maestro bueno, ¿qué debo hacer para heredar vida eterna?

  Jesús le respondió:

   —¿Por qué me llamas bueno? Nadie es bueno fuera de Dios. Conoces los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no jurarás en falso, no defraudarás; honra a tu padre y a tu madre.

  Él le contestó:

   —Maestro, todo eso lo he cumplido desde la adolescencia.

  Jesús lo miró con cariño y le dijo:

   —Una cosa te falta: ve, vende cuanto tienes y dáselo a los pobres y tendrás un tesoro en el cielo; después sígueme.

  Ante estas palabras, se llenó de pena y se marchó triste; porque era muy rico.

Palabra del Señor

 

San Alfonso y los jóvenes

 El contexto juvenil de la época que vivió San Alfonso está determinado por dos factores: el de los jóvenes pobres, que vivían en los suburbios de Nápoles, sumada a la escasa enseñanza básica (gramática, ciencias, matemáticas) se añadía la parca espiritualidad acentuada en presupuestos rigoristas y supersticiosos. En el segundo escenario estaba la realidad que tenía la juventud noble, influenciada por el “Enciclopedismo Francés” y la floreciente Ilustración, que pregonaba los principios de la razón y por ende asentaba la incredulidad en la vida espiritual. En esta línea san Alfonso escribe:

“Estas plantas (los jóvenes) deben cultivarse.  El mayor bien y el mayor mal en la ciudad y en las provincias no depende más que de la juventud”.

Asimismo, se puede intuir que varios miembros de las “Capillas del atardecer” eran jóvenes y quizás algunos pastores (cabreros) de Scala oscilaban en una edad de quince a veinticinco años; del mismo modo la misión predicada por San Alfonso daba cabida a la población juvenil. Igualmente siendo obispo aprovechaba la oportunidad de dirigirse a los jóvenes, a quienes insistía el amor a Jesús y María.

Referente a lo anterior, Tannoia describe la posición de San Alfonso en los siguientes términos:

“Alfonso no quería que sus misiones fueran humo de paja”, por eso en los lugares más poblados organizaba diversas fraternidades. Sacerdotes, artesanos, (…) jóvenes. De igual manera sostenía que la comunión de los jóvenes reviste a la misión de un carácter festivo inolvidable”.

 No solamente Alfonso se dirigió en correspondencia a los jóvenes seminaristas y sacerdotes, también la empleó para jóvenes ajenos a la vida consagrada, una muestra de esto es una carta dirigida a sus sobrinos, que eran estudiantes en Nápoles:

Temen a Dios como Señor, pero ámenlo aún más como padre. ¡Padre nombre bien dulce que le dan todos los días en el Padrenuestro! Sí, Dios es un Padre; ámenlo con ternura. Él es padre, y ¡qué padre! Su bondad, su dulzura, su amor, su ternura, su benevolencia, su misericordia son otros tantos títulos que deben movernos a amarlo con un tierno y filial reconocimiento. Felices ustedes si lo aman sinceramente desde los años juveniles (…)

3. GOZOS.

DE ALFONSO LAS VIRTUDES Y GLORIAS CELEBREMOS Y HUMILDES INVOQUEMOS SU CELESTIAL PODER.

Lumbrera de la Iglesia,

derramas luz de ciencia,

ilustras la conciencia de justo y pecador.

DE ALFONSO LAS VIRTUDES…

 

Jesús en el pesebre,

Jesús en el calvario,

Jesús en el sagrario

fue tu dulce pensar

DE ALFONSO LAS VIRTUDES…

Por la celeste Reina,

tu corazón ardía;

tu pluma docta y pía

sus glorias ensalzó.

DE ALFONSO LAS VIRTUDES…

 

4.ORACIÓN FINAL

 Glorioso San Alfonso que amaste a Dios, a María Santísima y al prójimo, e impulsado por este sentimiento anunciaste la abundante redención en tus escritos, misiones y trabajos, enciende en nuestra comunidad la gracia de amar y seguir tus pasos en el anuncio de la Buena Nueva que transforma nuestra sociedad.

Tú que, movido por el Espíritu Santo, no dudaste en proclamar el Evangelio del Señor, te pedimos que intercedas por nosotros, a fin de vivir solidariamente nuestras dificultades y confiar más intensamente en la misericordia del Padre y en su voluntad para con nosotros. Amén.

NOVENA A SAN ALFONSO: DÍA 6

NOVENA A SAN ALFONSO: DÍA 6

publicado julio 28, 2020

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

1. ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

Señor Jesús, que a ejemplo de San Alfonso nos has enviado a proclamar la alegría de tu Evangelio y has prometido permanecer siempre con nosotros. Mira a tu Iglesia y derrama los dones de tu abundante redención, para que podamos ofrecer un servicio más auténtico en la misión.

Quédate con nosotros, Señor, para que te amemos en el misterio de tu encarnación en el pesebre, en tu caridad en la Eucaristía, en el sacrificio redentor de tu cruz y en la experiencia pascual de tu resurrección. Al igual que San Alfonso queremos ser sal y luz, para dar una respuesta de amor a las esperanzas del mundo herido.

San Alfonso amigo de los pobres, que tu testimonio nos estimule al ritmo del Evangelio de Cristo como Iglesia que sale a las periferias geográficas, sociales y existenciales. Madre del Perpetuo Socorro, concédenos amar a Dios siempre en nuestros hermanos, para que avancemos en el camino de la verdad y de la justicia. Amén.

2. REFLEXIÓN

Del Evangelio según San Mateo (Mt 5, 12 – 16)

Ustedes son la sal de la tierra: si la sal se vuelve sosa, ¿con qué se le devolverá su sabor? Sólo sirve para tirarla y que la pise la gente.

  Ustedes son la luz del mundo. No puede ocultarse una ciudad construida sobre un monte.

  No se enciende una lámpara para meterla en un cajón, sino que se pone en el candelero para que alumbre a todos en la casa.

  Brille igualmente la luz de ustedes ante los hombres, de modo que cuando ellos vean sus buenas obras, glorifiquen al Padre de ustedes que está en el cielo.

Palabra del Señor

 

San Alfonso y los laicosLos laicos por antonomasia son los protagonistas de la Iglesia, casi el 98% pertenecen a este sector, progresivamente han asumido un rol importante en la comunión eclesial. San Alfonso fue consciente del papel de los laicos. Al comienzo de su ministerio en Nápoles, Alfonso preparó catequistas que le ayudaran en las ‘capillas del atardecer’. “Las capillas del atardecer fueron tan numerosas que fue imposible tener misioneros para todos. Alfonso y sus compañeros, para ayudar en las reuniones que ellos mismos dirigían, preparan líderes para que presidan los encuentros e instruyan en la oración y el catecismo”

Las Capillas del atardecer tuvieron un éxito extraordinario e influyeron en millares de personas. Se las llamaba también “Centros de conversión” y “viveros de santos”. Y lo más importante: continuaron floreciendo por mucho tiempo después de que Alfonso dejara de acompañarlas, porque eran los laicos del lugar, y no Alfonso y sus compañeros sacerdotes, los responsables de las mismas.

Los laicos fueron la “espina dorsal” de esta gran obra. Alfonso se consideraba un simple colaborador de los líderes laicos, que tenían autoridad y verdadera credibilidad entre los miembros de las comunidades por el hecho de vivir las mismas vicisitudes de la ciudad. Hoy la comunidad Redentorista continua el legado de san Alfonso acompañando las diferentes iniciativas laicales en las misiones y parroquias que animan.

3. GOZOS.

DE ALFONSO LAS VIRTUDES Y GLORIAS CELEBREMOS Y HUMILDES INVOQUEMOS SU CELESTIAL PODER.

Lumbrera de la Iglesia,

derramas luz de ciencia,

ilustras la conciencia de justo y pecador.

DE ALFONSO LAS VIRTUDES…

 

Jesús en el pesebre,

Jesús en el calvario,

Jesús en el sagrario

fue tu dulce pensar

DE ALFONSO LAS VIRTUDES…

Por la celeste Reina,

tu corazón ardía;

tu pluma docta y pía

sus glorias ensalzó.

DE ALFONSO LAS VIRTUDES…

 

4.ORACIÓN FINAL

 Glorioso San Alfonso que amaste a Dios, a María Santísima y al prójimo, e impulsado por este sentimiento anunciaste la abundante redención en tus escritos, misiones y trabajos, enciende en nuestra comunidad la gracia de amar y seguir tus pasos en el anuncio de la Buena Nueva que transforma nuestra sociedad.

Tú que, movido por el Espíritu Santo, no dudaste en proclamar el Evangelio del Señor, te pedimos que intercedas por nosotros, a fin de vivir solidariamente nuestras dificultades y confiar más intensamente en la misericordia del Padre y en su voluntad para con nosotros. Amén.

NOVENA A SAN ALFONSO: DÍA 5

NOVENA A SAN ALFONSO: DÍA 5

publicado julio 27, 2020

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

1. ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

Señor Jesús, que a ejemplo de San Alfonso nos has enviado a proclamar la alegría de tu Evangelio y has prometido permanecer siempre con nosotros. Mira a tu Iglesia y derrama los dones de tu abundante redención, para que podamos ofrecer un servicio más auténtico en la misión.

Quédate con nosotros, Señor, para que te amemos en el misterio de tu encarnación en el pesebre, en tu caridad en la Eucaristía, en el sacrificio redentor de tu cruz y en la experiencia pascual de tu resurrección. Al igual que San Alfonso queremos ser sal y luz, para dar una respuesta de amor a las esperanzas del mundo herido.

San Alfonso amigo de los pobres, que tu testimonio nos estimule al ritmo del Evangelio de Cristo como Iglesia que sale a las periferias geográficas, sociales y existenciales. Madre del Perpetuo Socorro, concédenos amar a Dios siempre en nuestros hermanos, para que avancemos en el camino de la verdad y de la justicia. Amén.

2. REFLEXIÓN

Del Evangelio según San Juan (Jn 19, 25 – 27)

Cerca de la cruz de Jesús estaba su madre, con María, la hermana de su madre, esposa de Cleofás, y María de Magdala. Jesús, al ver a la Madre y junto a ella al discípulo que más quería, dijo a la Madre: «Mujer, ahí tienes a tu hijo». Después dijo al discípulo: «Ahí tienes a tu madre». Y desde aquel momento el discípulo la recibió en su casa.

Palabra del Señor

 

San Alfonso y la Virgen María

San Alfonso María de Liguori, fundador de los misioneros Redentoristas, tenía una gran devoción y cariño a la Virgen María. Fruto de ello es su libro Las Glorias de María, en el que explica la oración de la Salve y su relación con la vida humana. San Alfonso anexa a su obra Visitas al Santísimo las “Visitas a la Virgen María”, para darle énfasis cristológico a la devoción mariana.

Alfonso se refiere a María como ‘Madre’. Esta es la palabra que usa siempre que la nombra. Sabía muy bien que cuando Jesús desde la cruz confió a María al discípulo amado, estaba, ante todo, confiando el discípulo a su Madre. Alfonso comprendió que Jesucristo estaba enviando a María con una misión: la de ser madre de todos los creyentes. María es misionera. Y es su cuidado maternal lo que proporciona el marco para toda devoción mariana.

Asimismo, Alfonso llama a María “Madre de misericordia y esperanza”, convencido de que la Redención de Dios es abundante, para todos. Y que la misericordia de Dios no tiene límites. María es, por eso, para nosotros una señal de esta esperanza. (Tomado de: BREHL, Michael, “San Alfonso y María, Madre De Dios”).

3. GOZOS.

DE ALFONSO LAS VIRTUDES Y GLORIAS CELEBREMOS Y HUMILDES INVOQUEMOS SU CELESTIAL PODER.

Lumbrera de la Iglesia,

derramas luz de ciencia,

ilustras la conciencia de justo y pecador.

DE ALFONSO LAS VIRTUDES…

 

Jesús en el pesebre,

Jesús en el calvario,

Jesús en el sagrario

fue tu dulce pensar

DE ALFONSO LAS VIRTUDES…

Por la celeste Reina,

tu corazón ardía;

tu pluma docta y pía

sus glorias ensalzó.

DE ALFONSO LAS VIRTUDES…

 4. ORACIÓN FINAL

 Glorioso San Alfonso que amaste a Dios, a María Santísima y al prójimo, e impulsado por este sentimiento anunciaste la abundante redención en tus escritos, misiones y trabajos, enciende en nuestra comunidad la gracia de amar y seguir tus pasos en el anuncio de la Buena Nueva que transforma nuestra sociedad.

Tú que, movido por el Espíritu Santo, no dudaste en proclamar el Evangelio del Señor, te pedimos que intercedas por nosotros, a fin de vivir solidariamente nuestras dificultades y confiar más intensamente en la misericordia del Padre y en su voluntad para con nosotros. Amén.

NOVENA A SAN ALFONSO: DÍA 4

NOVENA A SAN ALFONSO: DÍA 4

publicado julio 26, 2020

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

1. ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

Señor Jesús, que a ejemplo de San Alfonso nos has enviado a proclamar la alegría de tu Evangelio y has prometido permanecer siempre con nosotros. Mira a tu Iglesia y derrama los dones de tu abundante redención, para que podamos ofrecer un servicio más auténtico en la misión.

Quédate con nosotros, Señor, para que te amemos en el misterio de tu encarnación en el pesebre, en tu caridad en la Eucaristía, en el sacrificio redentor de tu cruz y en la experiencia pascual de tu resurrección. Al igual que San Alfonso queremos ser sal y luz, para dar una respuesta de amor a las esperanzas del mundo herido.

San Alfonso amigo de los pobres, que tu testimonio nos estimule al ritmo del Evangelio de Cristo como Iglesia que sale a las periferias geográficas, sociales y existenciales. Madre del Perpetuo Socorro, concédenos amar a Dios siempre en nuestros hermanos, para que avancemos en el camino de la verdad y de la justicia. Amén.

2. REFLEXIÓN

Del Evangelio según San Marcos (Mc 1, 40 – 43)

En cierta ocasión se le acerca un leproso a Jesús y [arrodillándose] le suplica:

   —Si quieres, puedes sanarme.

  Él se compadeció, extendió la mano, lo tocó y le dijo:

   —Lo quiero, queda sano.

  Al instante se le fue la lepra y quedó sano.

Palabra del Señor

 

San Alfonso y la pandemia

 

Entre el último trimestre del año 1763 y el otoño del 1764, Tellería biógrafo de nuestro santo, nos pinta de cuerpo entero a San Alfonso que vivió por aquellos años, una situación similar (salvando las diferencias del caso) a la que hoy vivimos con el virus Covid 19.

“Padre de los pobres” le apellidaron, y lo fue no solo porque les repartió todos sus bienes sino porque puso en el reparto el calor del alma, las entrañas paternales de quien los amaba en Jesucristo y por Jesucristo”

Pasado un año largo de haber tomado posesión de Santa Águeda de los Godos; su diócesis y el reino de Nápoles sufrieron meses de hambruna (la gente moría en las calles y por los caminos) y de mortalidad (plaga de la Tifus). San Alfonso siempre fue generoso con los pobres y realizó obras benéficas a favor de ellos, vivió y sufrió con su pueblo como buen pastor que da la vida por sus ovejas. Hoy en día las consecuencias del virus Covid 19 nos ha confinado al aislamiento social, han colapsado los hospitales, la economía, miles de infectados y muertos…amén de todo lo que está sucediendo y lo que vendrá. El mundo no volverá a ser como antes, por eso a ejemplo de San Alfonso es necesario ser solidarios y generosos con nuestros hermanos necesitados.

3. GOZOS.

DE ALFONSO LAS VIRTUDES Y GLORIAS CELEBREMOS Y HUMILDES INVOQUEMOS SU CELESTIAL PODER.

Lumbrera de la Iglesia,

derramas luz de ciencia,

ilustras la conciencia de justo y pecador.

DE ALFONSO LAS VIRTUDES…

 

Jesús en el pesebre,

Jesús en el calvario,

Jesús en el sagrario

fue tu dulce pensar

DE ALFONSO LAS VIRTUDES…

Por la celeste Reina,

tu corazón ardía;

tu pluma docta y pía

sus glorias ensalzó.

DE ALFONSO LAS VIRTUDES…

 4.ORACIÓN FINAL

 Glorioso San Alfonso que amaste a Dios, a María Santísima y al prójimo, e impulsado por este sentimiento anunciaste la abundante redención en tus escritos, misiones y trabajos, enciende en nuestra comunidad la gracia de amar y seguir tus pasos en el anuncio de la Buena Nueva que transforma nuestra sociedad.

Tú que, movido por el Espíritu Santo, no dudaste en proclamar el Evangelio del Señor, te pedimos que intercedas por nosotros, a fin de vivir solidariamente nuestras dificultades y confiar más intensamente en la misericordia del Padre y en su voluntad para con nosotros. Amén.