Apostolado Misiones Itinerantes

Los redentoristas, continuadores de la misión de Jesús, anunciamos su Evangelio mediante diversos métodos. Uno de los más destacados y experimentados por san Alfonso y los primeros redentoristas es la misión itinerante de carácter parroquial y popular.
Por itinerancia se entiende a la evangelización que está siempre en proceso de salida, buscando a los más abandonados y asistiendo a aquellos lugares donde otros no pueden ir. De este modo, varios misioneros visitan diversas veredas, pueblos y ciudades e invitan a la auténtica conversión que propicie un encuentro auténtico con Jesucristo, de modo que contribuya al anuncio del kerygma cristiano que pueda ser continuado por los planes pastorales parroquiales y/o diocesanos.
En Colombia existen tres comunidades que se dedican de modo especial a este trabajo misionero: Bucaramanga (Caribe colombiano, Santanderes, Boyacá), Bogotá (Boyacá, Cundinamarca, Llanos orientales) y Cali (Antioquia, Eje cafetero, Valle, Cauca, Nariño y Putumayo). Además de las zonas indicadas los misioneros están disponibles a otros lugares en donde se requiera la evangelización.

Los Misioneros Redentoristas seguimos el ejemplo de Jesucristo en la predicación de la Palabra de Dios a los más necesitados, como Él dijo de sí mismo: “me envió a evangelizar a los pobres” (Lc 4, 16); así, damos y comunicamos la vida, acto definitivo de la misión (Cfr. DA 360) y aceptamos el llamado que hace el Papa Francisco a toda la Iglesia “salir de la propia comodidad y atreverse a llegar a todas las periferias que necesiten la luz del Evangelio” (EG 20). Esta actividad pastoral se desarrolla en tres etapas: Preparación de la misión, celebración de la misión y continuidad o seguimiento de la misión. Los objetivos de esta iniciativa evangelizadora son:

  • Fortalecer el proceso de fe de la comunidad parroquial em sintonía con los planes de evangelización diocesana. 
  • Animar la vida parroquial mediante la formación de comunidades misioneras y líderes pastorales.
  • Fortalecer la vocación y la misión de las familias en la Iglesia y en la sociedad.