Oración de san Alfonso al Corazón de Jesús

«Oh Corazón amabilísimo de mi divino Salvador; Corazón apasionado de amor, de tierno amor por los hombres; Corazón digno, en una palabra, de reinar sobre nuestros corazones y poseerlos por completo : cuánto desearía hacer comprender a la humanidad entera el amor que nos tienes y las delicadezas que usas con las almas que te aman sin reserva.

Oh Jesús, amor mío, aquí está mi voluntad; acepta, te suplico, la ofrenda y sacrificio que hoy te hago. Dame a conocer lo que esperas de mí, porque quiero cumplirlo enteramente, con la ayuda de tu gracia» (Práctica del Amor a Jesucristo).