Espiritualidad San Alfonso María de Ligorio

Continuamos a Cristo Redentor bajo el lente de un carisma particular: aquel que experimentó san Alfonso María de servir a Jesús en los más abandonados. Este hombre, proveniente de una noble familia italiana, abandona sus proyectos para dedicar todo su empeño con el fin de amar a Jesucristo y darlo a conocer.

Abogado, músico, arquitecto, pintor, sacerdote, fundador, obispo, doctor de la Iglesia y patrono de Confesores y Moralistas, Alfonso sigue inspirando a las nuevas generaciones para dar su vida por la abundante redención tal como él lo hizo durante sus noventa años de existencia (1696-1787).

Oración de san Alfonso para la Comunión espiritual (Al terminar la Visita al Santísimo Sacramento)

Creo, Jesús mío, que estás en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte dentro de mi alma. Ya que no puedo recibirte ahora sacramentalmente, ven al menos espiritualmente a mi corazón. Como si ya te hubiera recibido, te abrazo y me uno del todo a Ti. Señor, no permitas que jamás me aparte de Ti. Amén